Cuadritos de ricota (sin gluten)

¡Hola! ¿Cómo están? ¡Tanto tiempo sin vernos! ¿Cómo los está tratando la vida? De corazón, deseo que muy bien 😊😊😊 Me alegra muchísimo poder regresar a mi cocina y tenerlos como visitantes nuevamente, después de estos dos meses de parate obligado 😉 Les cuento que ya he terminado con las sesiones oficiales de terapia para recuperar mi rodilla y que ahora mismo me encuentro en la etapa de fortalecimiento y puesta a punto final para volver a la totalidad de mis actividades (sigo extrañando como loca el yoga; pero, cada día, estoy más cerquita de volver a practicarlo y eso me entusiasma). Ya voy a todos lados sola y no dependo de que me lleven para aquí o para allá como niñita (solemos apreciar lo que tenemos cuando lo perdemos, eso está clarísimo. Y la libertad de movimientos es una de las pequeñas gracias que omitimos a diario, como dándola por sentada, que, cuando desaparece, aprendemos a valorar de otra manera), hago una rutina especial de ejercicios para recuperar masa muscular, perdida por la caída y posterior reposo; los dolores son escasos, pero las consecuencias serán permanentes y cuando me vuelva mayorcita, es posible, que recuerde con poco cariño toda esta anécdota... 😔 Pero, como en la vida las cosas no siempre son como deseamos, después de berrinchear un poco (a veces no sobrellevo la frustración y la bronca como una roca, debo admitirlo Jajaja), aquí estoy haciéndome a la idea de que lo que hay es lo que hay y punto 😕😏 Disculpen que no he podido volver antes, pero es que cuando estaba a punto de sentarme frente a la notebook para empezar a trabajar en nuevas recetas, me pesqué una gripe como hacía tiempo no me pasaba. Fiebre, dolores por toda mi humanidad y una falta de fuerzas descomunal me dejaron fuera de combate por un poco más de una semana. Por eso, he tardado en regresar por aquí un tiempo más del que tenía previsto. Dicho esto... ¡Fin del tema salud y vayamos a la receta de esta semana que es lo más interesante! 😍

Mientras esta cocina permanecía cerrada, he compartido esta preparación en Instagram (porque habré estado de terapia, estudios y rehabilitación... pero, cocinar seguía cocinando, se los garantizo) y ha tenido muy buena recepción; por eso, me pareció oportuno recibirlos - después de tanto tiempo - con un manjar muy poco pretencioso, pero que sé les va a encantar, estoy segura 😋



Se trata de una receta que prepara mi madre desde que tengo memoria, y que sabe a gloria misma. Es deliciosa, jugosa, bien húmeda, sin un gramo de harina (sólo un poquito de almidón de maíz, lo que la hace apta para celíacos) y tan fácil que no podemos decir que no nos animamos a prepararla 😉 

Quienes pasan por aquí seguido, saben que mi mamá es fanática de la ricota/requesón al punto de comerla así, sin nada, cucharada va y cucharada viene, hasta hacerla desaparecer por completo. Por eso, sus recetas con ricota/requesón son infalibles. Salen o salen bien, seguro. Son ejemplo de ello, sus ñoquis de ricota, que ya son mis ñoquis de ricota (y que me sirven de punto de partida para otras versiones de una de mis pastas favoritas) o su tarta de ricota/requesón que es un manjar y en la que he basado cada una de mis tartas de ricota sola o con combinaciones de sabor (como la que incluye dulce de leche y pueden encontrar aquí mismo)... Eso sí, las recetas de ella son simples y sin complicaciones porque siempre ha contado con poco tiempo para estar en la cocina. Es que mi madre trabajaba gran parte del día y luego, en casa, lo que menos quería era enredarse en recetas complicadas porque estaba cansada y porque la paciencia es una virtud que no abunda en su personalidad. Por todo eso, puedo darles mi palabra de honor que estos Cuadritos de ricota/requesón se preparan en un ratito nada más (pero, eso es un secreto que podemos guardar entre nosotros. Shhhh) 😉😎



Para comenzar, ponemos a precalentar el horno a 180-190℃ y cubrimos con papel manteca/para hornear un molde apto para horno rectangular o cuadrado (en mi caso, rectangular de 30x20 centímetros). Reservamos.

Luego, en un bol batimos a punto nieve 3 claras de huevo junto con una pizca de sal para que monten bien. Reservamos.



Aparte, batimos con batidora eléctrica 500 gramos de ricota/requesón (en mi caso, descremada) mientras le incorporamos 3 yemas de huevo, de a una por vez, integrándolas muy bien antes de continuar con la siguiente.



Entonces, agregamos la ralladura de una naranja y 5 cucharadas de almidón de maíz. Continuamos batiendo mientras incorporamos 395 gramos de leche condensada (yo utilicé descremada).



Por último, dejamos la batidora y tomamos la espátula/miserable para añadir las claras batidas a nieve que habíamos reservado, incorporándolas (en un máximo de 3 veces) con movimientos envolventes. La primera porción de claras podemos integrarla de manera algo descuidada y con movimientos rápidos porque lo que buscamos es igualar densidades para que la tarea nos resulte más fácil y eficaz; de la segunda en adelante, seremos más cuidadosos, buscando realizar movimiento envolventes desde el centro del recipiente al que iremos girando para mejorar la acción e impedir la pérdida de volumen. Una vez logrado esto, volcamos la preparación en el molde que habíamos preparado previamente y horneamos por unos 35-40 minutos o hasta que se dore ligeramente. En ese momento, apagamos el horno y dejamos allí adentro unos 5-10 minutos más para que repose y termine de cocerse.



Entonces, retiramos del molde, separamos los bordes del papel manteca/para horno y dejamos que se enfríe por completo sobre una rejilla de secado antes de quitar la base del papel en donde lo horneamos.



Una vez frío por completo, cortamos las porciones del tamaño deseado (procuremos que no sean muy grandes para no correr riesgos de que se rompan por su propio peso) y espolvoreamos con azúcar impalpable/glas. Entonces, despegamos cada porción del papel en que las horneamos y dejamos que se oreen. 

Puede ser que, pasadas las horas, la cubierta de azúcar haya disminuido por efecto de la humedad de la masa. Si lo deseamos, podemos volver a espolvorear más azúcar impalpable/glas en la cubierta antes de servir. 

Para conservar estas pequeñas delicias, debemos guardarlas en envases herméticos dentro de la heladera/nevera/refrigerador, sacándolas unos 30 minutos antes de servirlas para que tomen temperatura ambiente, lográndose así distinguir con claridad sus sabores al momento de comerlas.



Algunas observaciones y recomendaciones finales: Si así lo prefieren, en lugar de ralladura de naranja pueden utilizar de limón, mandarina o pomelo. Mejor aún, pueden emplear la de todos los cítricos que tengan en casa, aportando mucho aroma y sabor a la preparación.

Recuerden escurrir muy bien la ricota/requesón antes de utilizarla para que la preparación quede firme.

Es muy importante mantener un buen batido para que la mezcla quede lo más aireada posible, ya que no cuenta con ningún tipo de agente-ingrediente que provoque un levado por acción química dentro del horno. En este caso, las yemas y las claras de huevo, con todo el aire que puedan tomar durante el batido serán las encargadas de lograr que esto sea posible.

Tengan en cuenta que para el perfecto montado de las claras a nieve no es necesario utilizar ningún producto químico. Alcanza con una pizca de sal y, como requisitos imprescindibles, que el bol que utilicen para realizar la tarea, junto con las paletas de la batidora, se encuentren completamente limpios y desengrasados. Además, las claras de huevo (que deben estar a temperatura ambiente; aunque para separarlas de las yemas, lo ideal es hacerlo apenas salen de la heladera/nevera/refrigerador) deben estar completamente libres de cualquier resto de yemas. Con estas precauciones, jamás fracasarán a la hora de obtener claras batidas a nieve perfectas.



El almidón de maíz puede ser reemplazado por fécula de mandioca/yuca. En ambos casos, los resultados serán similares, aún en sabor, puesto que, si bien, la mandioca/yuca tiene un sabor terroso algo más dulce, la escasa cantidad que requiere la receta no aporta muchos matices en el resultado final.

Recuerden mezclar con movimientos envolventes para lograr que la mezcla quede homogénea y que no baje su volumen. Asimismo, es importante lograr integrar en su totalidad las claras de huevo para que, más tarde, no queden pequeños pelotones de ellas (similares a grumos) durante la cocción, desluciendo el producto final. 

Si así lo prefieren, pueden preparar su propia leche condensada casera. Para ello, en la web podrán encontrar la receta que más se acomode a sus gustos y necesidades. Incluso, pueden encontrar varias opciones para preparar leche condensada vegana (incluyendo la que nos propone Pilar en  La Olla vegetariana). 

Esta receta no incluye azúcar (más que la que utilizamos en la decoración final) porque con el azúcar que contiene la leche condensada alcanza perfectamente, logrando un perfecto balance entre el perfume cítrico de las naranjas y el sabor neutro de la ricota/requesón.



Espero haberlos tentado mínimamente con estos Cuadritos de ricota/requesón que son un manjar sin más vueltas, perfectos para darnos un gusto, recibir amigos y acompañar el té o un sabroso café. 

Como les prometí, se trata de una receta súper simple que no falla y que deja enamorados a los fanáticos de la ricota/requesón (en mi casa dura un suspiro cada vez que los preparo), conquistando a todo mundo con un corazón tierno y bien húmedo, su perfume agradable y su sabor delicado. 

Los invito a que si preparan esta receta (o cualquier otra de mis propuestas) compartan sus fotografías en la página de Facebook de Bouquet Garni Recetas, así puedo asomarme a sus cocinas y deleitarme con sus preparaciones 😉

Les deseo una hermosa semana. Espero que disfruten mucho junto a sus seres queridos y recuerden experimentar en la cocina porque siempre sale algo bueno de allí 😘😘😘

Antes de despedirme, quiero enviarles toda mi fuerza, cariño y energía a mis amigos en México (país del que guardo un cariño enorme porque, tanto como turista como cuando lo he visitado por razones laborales, me han hecho sentir como en casa con su generosidad y hospitalidad), Miami y sus alrededores, así como a aquellos que viven en Cuba y Puerto Rico (personas encantadoras, gentiles y amorosas que siempre me han recibido como a una local). La Naturaleza nos ha mostrado nuevamente su cara menos amable, dejando en evidencia cuán pequeños somos ante su inmenso poder... 😔💗 Todo mi amor y solidaridad para ustedes.

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina Fernández Di Lisio
Digiscrap: ©Designs by Connie Prince/Aimee Harrison Designs/Bouquet Garni Recetas



Comentarios

  1. ¡Hola Silvina! Qué alegría saber que tu rodilla está casi repuesta, aunque con secuelas inevitables ( te entiendo, yo pasé por un proceso de capsulitis adhesiva retráctil en un hombro, y tardé tres años en ser dada de alta desde que comenzó el calvario, que a día de hoy cinco años después, aún sigue dándome la lata)
    Se que para los argentinos la ricotta es imprescindible, aquí es relativamente fácil encontrarla, aunque también tenemos el requesón, que es muy similar.
    Seguro tu madre se siente orgullosa, de ver como haces tuyas, sus recetas, así la liberas de esa "obligación" de tener que cocinarte todo lo que te provoque nostalgia de su cocina.
    Me encanta tu pastel, tienen el tamaño perfecto para muchos comensales, o a para saciar nuestro ímpetu goloso durante unos cuántos días,
    Besos, bienvenida de nuevo a este tu rinconcito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Concha, por tu cálida bienvenida! :) Aquí estoy, reponiéndome y tratando de no bajar los brazos porque sé que esto de la rodilla seguirá llevando tiempo todavía (muy a mi pesar), aunque lo más grueso ya ha pasado ;)
      No sé si a todos los argentinos la ricota nos resulta imprescindible, aunque queda bien claro que con las oleadas de inmigrantes italianos a nuestro país, este sabroso y versátil ingrediente se hizo un lugar en nuestros corazones y menús. Tal vez sea por su sabor neutro que nos permite animarnos con recetas tanto saladas como dulces, lográndose siempre platos interesantes y bien gustosos. Ya les he contado muchas veces que por el lado de mi madre desciendo de italianos y albaneses; de modo que, la ricota está muy presente en el recetario de esa parte de mi familia (todo lo que no está de mi lado español, que es el de mi padre Jajaja ) :D
      La verdad es que esta receta es bien simple, pero la mar de sabrosa y nos permite un bocado suculento y rendidor para compartir entre muchos o para dosificar según nos apetezca ;)
      Un beso enorme para vos.

      Eliminar
  2. Nos alegramos de tu vuelta y lo celebramos con este rico pastel
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Ana, por tu agradable bienvenida! :)
      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Hola, encantada de que la blogosfera se llene de nuevo con las amigas. Me alegro que ya estés casi repuesta de tu lesión y dispuesta para la actividad virtual, entre otras. Menuda delicia nos has hecho para celebrar tu vuelta, esos cuadraditos son de vicio, muchos no podremos comer por el tema calórico, pero darnos un gustazo sí que podemos alguna vez. Un placer volver por tu cocina.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lola, por tu cálida bienvenida! A mí también me alegra estar de regreso porque ya las estaba extrañando mucho :)
      Me hace muy feliz que te guste mi receta. Es verdad que con este postre no podemos pasarnos, pero sí podemos darnos un gusto, compartir con amigos y familia para que la culpa sea menor mientras lo disfrutamos con mesura ;)
      Un beso para vos.

      Eliminar
  4. Hola preciosa, tu vuelta ha coincidido con la mía que he vuelto hoy también. Me alegro mucho de que te estés recuperando y que poco a poco vuelvas a hacer una vida independiente. Hace tiempo pasé por algo similar y la sensación de impotencia es enorme sobre todo cuando dependes de alguien para todo, yo lo llevaba muy mal. Bueno, pues que me alegro mucho!
    Sobre la receta de tu madre, tuya ahora, te diré que pronto también será mía, jajaja. El requesón también es mi vicio y esos cuadraditos me están hablando... los haré pronto si o si, me han encantado de verdad.
    Pues nada, Silvina, me alegro mucho de volver a leerte, guapa. Aquí ya se está acabando el verano y yo empiezo a revivir y a cocinar de nuevo. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nuria, querida amiga, qué alegría enorme tenerte en mi cocina! :)
      Me hace muy feliz que te guste mi receta (bueno, la de mi madre, reversionada…). Estoy segura que si la probás quedarás encantada porque es muy sabrosa, con un dulzor no exagerado y repartida en porciones como para compartir o moderar su consumo, así sentimos menos culpa y nos damos un gusto sin mucho remordimiento ni cálculo de calorías Jajaja :D
      Ya mismo paso por tu cocina para ver con qué novedades has regresado al ruedo ;)
      Un beso enorme y muchas gracias por tus bonitas palabras de bienvenida.

      Eliminar
  5. Silvina, querida, qué alegria verte de nuevo publicando... y sacando delicias tan maravillosas como éstas... Me da mucho gusto saber que te vas recuperando paso a paso, pero sin pausa de tu afección en la rodilla. Yo también volví hace un par de semanas a publicar... es que a las que nos gusta cocinar y tenemos el gusanillo del blog, nos cuesta apartarnos de nuestras publicaciones semanales, ¿a qué sí?

    Estos cuadraditos ya los vi en tu Instagram y me enamoré perdidamente de ellos... pero ahora, viendo estas increíbles fotos, su textura y me imagino que su aroma... me han entrado unas ganas locas de probarlos. Este fin de semana, que es largo aquí en Barcelona (el lunes son las fiestas de la Merçè, patrona local de la ciudad) tenemos fiesta así que no tengo excusa... pues si compro la ricota, ya está solucionado el tema para hacerlos. Se ven tan esponjosos y jugosos que te aseguro, aunque no te lo creas que me tienes salivando. Te mando una abrazo enorme, y gracias por haber pensando en mi receta de leche condensada... si la haces te darás cuenta de que es muy fácil y sale casi como la original... Besos y hasta la semana que viene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, muchas gracias por tu acogedora bienvenida. En efecto, estar alejadas del blog es una cosa seria para quienes nos gusta tanto cocinar y compartir nuestras creaciones :)
      Me alegra mucho que te guste mi propuesta. En verdad, cada cuadrito es un bocado de sabor, bien húmedo, con el dulzor justo y la textura tierna. ¡Una perdición de las buenas! Jajaja :D
      Cuando los prepares, me contás qué te han parecido ;)
      En cuanto a tu receta de leche condensada, creo que es estupenda para quienes deseen preparar una versión vegana. Lamentablemente, no puedo realizarla porque soy alérgica a la soja; sin embargo, considero que quien no sufre este problema, la encontrará muy útil.
      Abrazo grande y besos.

      Eliminar
  6. Hola Silvina! Qué bien que hayas vuelto, ahora tengo cita con tu blog cada semana para descubrir nuevas recetas ricas como ésta!! En mi zona es difícil encontrar ricotta pero esta el requeson así no tengo excusas para realizar éstos cuadritos que se ven deliciosos, acabo de tomarme mi cafe y lo hubiera acompañado de maravilla jeje!
    Gracias por devolverme la visita y hacerte seguidora también de mi rincón, me gusta compartir con personas sinceras y ya sabes que en éste mundo bloguero la cosa es un poco complicada jaja! Gracias a Concha que me puso en tu camino :)
    Me alegro de que estés mejor con tu rodilla, a ver si ya puedes retomar tus actividades diarias como el yoga sin que te lo impida estas dichosas secuelas...
    Ah! Me ha hecho gracia el nombre que utilizáis para la espátula jeje "miserable"...
    Un besote fuerte y hasta la semana que viene ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, es un gusto enorme para mí tenerte por mi cocina :) Agradezco, además, a Concha que te ha acercado a mi rinconcito porque, como decís, por este medio (y en todos los ámbitos de la vida, en general) no abunda la gente sincera con quienes da gusto compartir y pasar el rato, aunque sea de manera virtual ;)
      Me hace muy feliz que te guste mi propuesta. Creo que con un rico café encontrarás que sabe a gloria misma :)
      Te agradezco mucho tus buenos deseos para que mi estado de salud termine de ponerse óptimo del todo.
      En cuanto al término “miserable” para designar a la espátula, es como le dicen en México a este utensilio tan práctico en la cocina. Los mexicanos tienen mucha simpatía y gracia para hablar y, en este caso en particular, si nos ponemos a pensar en la labor de la espátula, tiene mucha lógica que le hayan puesto ese nombre bastante representativo, por cierto. :D Como escribo en español-argentino, con todos los modismos y regionalismos propios de mi país, suelo utilizar los sinónimos - tanto en el español más claro como los de otros regionalismos - para que se me entienda lo mejor posible. Por eso, por ejemplo, nombro al requesón como sustituto de la ricota que, aquí en mi país, no creo que muchas personas sepan de qué estoy hablando, porque así no conocemos a este tipo de queso…
      Te mando un beso enorme y espero que estés muy bien.

      Eliminar
  7. Bienvenida de vuelta.
    Se ve genial!!!! tu dulce.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la bienvenida! Me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Saludos.

      Eliminar
  8. Que maravilla que cosa mas buena y rica!!besos

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que es un manjar!!! Me encanta la ricotta, y viento que es un dulce familiar aún más. Te cojo prestada la receta, porque tengo que hacerla sí o s.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mabel, me alegra mucho que te guste la receta de mi madre ;)
      Cuando la pruebes, por favor, no dejes de contarme qué te ha parecido.
      Abrazo para vos.

      Eliminar
  10. Lovely post! It looks so yummy!
    Can you follow me? I follow you. ;)

    Have a great weekend!
    Tsukiakari from murasakiiroanu.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks a lot! I’m glad you like it :)
      Have a great weekend, too! ;)

      Eliminar
  11. Hola guapa me alegra que estes de nuevo por aqui y que estes mejor , poquito a poco veras como todo sale bien , unos cuadraditos riquisimos que tendre que probar besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu cálida bienvenida! :)
      Me hace muy feliz que te gsute mi propuesta ;)
      Besos.

      Eliminar
  12. Pero que delicia de cuadritos! Mmmm! Que buena receta nos has traido! Me da alegria saber que te encuentras mejor, gracias por tus buenos deseos para Mexico!
    Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me complace mucho que te guste mi receta :)
      Aprecio mucho tus lindas palabras y espero que te encuentres muy bien.
      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores