Canastitas de espinacas con Salteado de vegetales de estación (recetas sin gluten)

Las recetas que traigo hoy son 2 preparaciones sabrosas, prácticas y saludables para comer juntas o por separado. La verdad sea dicha, yo con sólo una porción de una de ellas quedo más que complacida; pero, en mi casa son de muy buen diente y, si llevo ambas a la mesa, se las devoran juntas sin pestañear 😋😉

Una más sencilla que la otra, nos permiten variar las formas de presentar algunos ingredientes, aprovechando su mayor disponibilidad por encontrarse en temporada, sin demasiados artilugios y con sabores bien francos.

La primera de las propuestas es, ni más ni menos, que unas deliciosas Canastitas de espinacas sin masa. Bueno, en realidad, con una masa sin harinas tradicionales, libre de gluten y con un par de ingredientes que le darán un sabor muy particular, utilizando viejas recetas europeas.


Papas, espinacas, queso y huevo son los protagonistas de lujo para un banquete que no por sencillo y humilde es menos tentador y exquisito.

La segunda proposición, un Salteado de vegetales de estación, busca valorizar y poner en primer plano el sabor fresco, marcado y amigable de los vegetales que conseguimos en el mercado en primavera.

Por eso, hoy la propuesta es una cocina que hace uso de lo que es de temporada, sin complicarnos y aprovechando los sabores y beneficios de lo que tenemos más a mano, con poquitos agregados que - en todo caso - servirán para conquistarnos de inmediato, sin quitarles ni un ápice de protagonismo a las verdaderas estrellas de cada receta.


¿Empezamos por las canastitas? Para ello, vamos a cocinar al vapor 3 papas/patatas grandes con sus cáscaras/pieles. Luego, con cuidado de no quemarnos, cuando estén tibias, las pelaremos y prepararemos un puré. 

Dejamos que el puré entibie más, o que enfríe del todo, antes de añadirle 1/2 taza de fécula de mandioca/yuca y 1 taza de queso rallado (yo utilicé un Provolone artesanal delicioso).


Además, añadimos sal, pimienta y nuez moscada a gusto, y mezclamos hasta formar una masa, logrando una mezcla similar a un bollo.

Ayudándonos con las manos, cubriremos con la masa de puré unos moldes aptos para horno (utilicé ramekins para preparar suflés), previamente humedecidos con rocío vegetal (pueden pincelarlos con manteca/mantequilla o aceite). Al disponer el puré, iremos buscando dar forma de tarta, tratando de dejar una porción pareja en cada uno de los moldes. Esto quiere decir que procuraremos que no haya demasiada masa en cada uno de ellos, pero cuidando de tener la suficiente como para tolerar un relleno y no desmoronarse al momento de desmoldarlas. Reservamos.


Salteamos en 1 cucharada de aceite de coco (o el de nuestra preferencia) 1 cebolla cortada en brunoise, junto con 1/4 de pimiento rojo, 1/4 de pimiento verde y 1/4 de pimiento amarillo, cortados en brunoise, también. Condimentamos con sal, pimienta, orégano y nuez moscada a gusto.

Disponemos en la base de cada canastita una porción de este salteado y, encima, acomodamos 150 gramos de espinacas crudas, cortadas en juliana, tratando de apretarlas bastante para que entre una buena cantidad de ellas, ya que crudas son bastante voluminosas pero al cocerse reducen mucho.


Para terminar, añadimos un huevo en cada canastita y llevamos a cocinar en un horno fuerte por algunos minutos hasta que comience a cuajar la clara del huevo; entonces, espolvoreamos con algo de queso rallado extra y un poco de pimienta recién molida.


Horneamos hasta que el huevo haya cocido a nuestro gusto (puede ser más o menos jugoso), el queso se haya gratinado y los bordes de la masa de las canastitas se muestren dorados.

Si lo preferimos, podemos desmoldar las canastitas y terminar de dorarlas en placa para horno, logrando una textura más crujiente y tentadora todavía.


Algunas observaciones y recomendaciones finales: El puré de papas/patatas puede reemplazarse por puré de batatas/boniatos/papa dulce o de calabazas. En este último caso, será conveniente cocer la calabaza al horno para que el puré quede bien seco y no necesite de mucha harina para lograr la masa.

En caso que lo prefieran, pueden reemplazar la espinaca cruda por flores de coliflor o brócoli (también podrían mezclar espinaca con brócoli, puesto que quedan muy sabrosos y armoniosos en boca) que deberán estar previamente cocidas al vapor o salteadas. De igual modo, podría utilizarse grelos, hojas de remolachas/betarraga, kale/col rizada, acelga... Cuando las hojas se presenten muy duras o desarrolladas, lo mejor será blanquearlas, dándoles una rápida cocción en agua hirviendo por algunos segundos y sumergiéndolas, luego, en agua fría para cortar el proceso.


Si así lo desean, pueden reemplazar la fécula de mandioca/yuca por almidón de maíz o fécula de papa/patata. Entretanto, si no buscan una masa libre de gluten, pueden emplear harina integral para su preparación.

El queso rallado puede sustituirse por queso mozzarella, evitando también la utilización de huevo que, además de sabor, aporta muchos nutrientes aunque puede estar restringido en algunas dietas libres de ciertas grasas.


Si la receta de las Canastitas de espinacas es tan simple que nadie puede negarse a prepararla, este Salteado de vegetales de estación es una invitación a todo mundo para poner mano a la cocina, aunque nunca hayan estado allí porque la consideran un territorio hostil y poco atractivo 😃😃

Este salteado reúne algunos de los vegetales que encontramos en mercados y verdulerías por estos días: Cebollas, pimientos, hongos, espinacas y espárragos. Unidos y con muy poquitos ingredientes más son un bocado exquisito apto para acompañar arroz, cous-cous, trigo burgol, polenta, trigo sarraceno, cebada, quinua/quinoa, mijo, trigo entero, legumbres... o las canastitas que preparamos antes 😉


Aquí va la receta, que de simple se pasa: Limpiamos y cocemos al vapor 500 gramos de espárragos. Luego, los cortamos en trozos , reservando las puntas.

Aparte, cortamos 1 cebolla grande en brunoise, 200 gramos de hongos Portobello en láminas, 1/4 de pimiento rojo y 1/4 de pimiento amarillo en brunoise y les quitamos los cabitos a 200 gramos de espinacas crudas. Reservamos.


En sartén caliente, salteamos los vegetales con 1 cucharada de aceite de coco (o el que nos guste), cuidando de que no se nos pasen de punto. A último momento, para que sólo tomen algo de calor, añadimos las puntas/yemas de los espárragos. Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada a gusto, y disfrutamos del sabor de las verduras de estación 😋😍


Como les dije antes, ambas recetas pueden acompañarse la una a la otra o prepararse por separado. En todo caso, podrán disfrutar de los productos de la huerta de temporada, adaptando estas propuestas a la época del año en la que se encuentren, variando los resultados sin complicarse mucho en la tarea.

Utilizando las clásicas recetas europeas para preparar panes y pastas (como los ñoquis/gnocchi) a base de puré de papas/patatas obtenemos unas canastitas muy sabrosas y livianas, porque no utilizamos mucha pasta para su preparación; justamente, la gracia consiste en obtener una masa crujiente y aireada, capaz de contener abundante relleno que se amalgame con él en una armonía de proporciones y sabores.

En el caso del salteado, si pretenden darle más sustento pueden incorporarle huevo batido, queso crema y/o queso rallado, logrando un señor plato con mucho nutriente y sabor, ideal para todos los miembros de la familia.

Me despido hasta la próxima, deseándoles una estupenda semana. Disfruten mucho junto a sus seres queridos y no olviden experimentar en la cocina 😊😘😘

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina Fernández Di Lisio
Digiscrap: ©Fanette Design/Amber Shaw Digital Design Studio/Studio 4 Design Works/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Nada me gusta más que unas verduras de temporada, sabrosas y vistosas. La preparación que hagamos de ellas va en gustos, pero simplemente salteadas, como las has cocinado tú ya están ricas. Yo también me comería esos dos cuencos que tienes ahí, no se si enteros, pero al menos mitad y mitad, pienso que es una pena tenerlos delante y no poder disfrutar de ambos. Una buena comida sin duda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No por simples, Silvina, tus recetas de hoy son menos vistosas, originales y exquisitas, querida. Me ha gustado muchísimo la idea. Es tan fácil que todos podemos hacerla con lo que tenemos en casa... A mi, este tipo de gratinados me encantan y suelos prepararlos de vez en cuando, aunque nunca he probado con la fécula de mandioca... voy a probar la próxima vez, pues se ven ligeras y muy apetitosas tus canastitas... las fotos hablan por ellas mismas. Me voy con muy buen sabor de boca esta semana. Un beso y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa espero que estes bien ya, que ricas estas canastitas me han gustado y tomo buena nota para probarlas besitos

    ResponderEliminar
  4. Que par de platos tan deliciosos! Con gusto me llevo una canastita, yum! Es el tipo de cena que me gusta, ademas con ese salteado, mmm! Riquisimo! Que tambien tu tengas una semana excelente!
    Bs

    ResponderEliminar
  5. Silvina en la sencillez está la elegancia, y seguro que el éxito de estas canastitas. Y con las verduritas, para mi es un delirio absoluto, me gustan todas y si me propones, carne, pecado o verduras, siempre me inclino por las verduras, a pesar de no ser vegetariana.
    Me encanta tu presentación, es muy cálida y acogedora, dan ganas de quedarse en tu casa para comer, jejeje.
    Besos, disfruta de un lindo día.

    ResponderEliminar
  6. Hola Silvina! Qué rico 2x1 nos traes! Y todo natural y de temporada, eso es un lujo. Se ven las dos cosas riquísimas y para bien disfrutar de cada plato yo me comería la canastita para comer y el salteado para cenar, rápido me lleno y prefiero hacerlo así para apreciar como se debe cada una de éstas maravillas! Me ha encantado también la presentación y todo se ve suculento!! Un besote fuerte y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Qué gusto regresar a tus recetas. Como soy el miembro honorífico del club C.V.C.Q además de enamorarme de estas canastillas y ese delicioso salteado de verduras de temporada me he enamorado de los ramequines ¡qué bonitos son por favor!

    ¡Besos mil y feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Va, hoy me has ganado... a qué hora me paso por tu casa? Yo llevo pan, vino o lo que pidas, jajaja. Muy buenas las dos propuestas, niña, y creo que juntas combinan a la perfección!! Si es que eres la caña, guapa.
    Bueno preciosa, un beso grande y espero que estés mucho mejor.

    ResponderEliminar
  9. Hola Silvina, da gusto venir a ver estas canastitas, tan ricas, tan sanas, con tnto sabor a vegetales de temporada . Sólo que se ven tan bonitas que da pena comerlas. Son toda una temtación. Un beso amiga mía!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores