Salteado de quinua roja y vegetales

La receta que les propongo en esta oportunidad es perfecta para cualquier época del año porque nos permite combinar un alimento súper nutritivo, sabroso y de fácil digestión con los vegetales que podemos tener a mano en casa, sean de estación o congelados, pudiendo aprovecharlos por completo. Así, un poquito de esto y otro poquito de aquello constituyen un plato delicioso, de fácil y rápida preparación, que puede comerse caliente o tibio, con un sabor exquisito y buenas cantidades de nutrientes de óptima calidad 😉


La quinua/quinoa roja tiene un sabor ligeramente más intenso que la de color blanco, con un dejo algo marcado a nueces. Esta característica, sumada a la variedad de vegetales que incluiremos en este plato, hace de esta receta una oportunidad estupenda para acercar este producto por primera vez a todo aquel que no lo haya probado todavía 😋


¡Nos ponemos manos a la obra! Para ello, limpiamos 250 gramos de quinua/quinoa, retirándole cualquier impureza y la lavamos en reiteradas oportunidades, bajo el chorro de agua, hasta observar que no se forma ningún rastro de espuma. Entonces, la cocemos en 500 cc. de agua potable junto con 1-2 cucharadas de cebolla de verdeo deshidratada. Cuando rompe el hervor, bajamos un poco el fuego y dejamos que se cocine por unos 15-20 minutos (hasta que los granos hayan duplicado su volumen, dejando ver su germen, un rulito de color blanco). Una vez que esto ocurre, apagamos el fuego, incorporamos 1 cucharada de aceite de coco (o el de su preferencia), mezclamos suavemente y tapamos para dejar que termine de hidratarse perfectamente.

Pasado el tiempo de descanso, mezclamos nuevamente para asegurarnos que los granos queden separados entre sí y condimentamos a gusto, pero sin excedernos porque el resto de la preparación estará bastante sazonada. Cuando estemos a punto de armar el plato, le incorporamos 2-3 cucharadas de queso crema (en mi caso, descremado y bajo en grasas) que integramos muy bien. Por último, si fuera necesario, calentamos a fuego bajo para alcanzar la temperatura adecuada para acompañar los vegetales salteados.


Mientras la quinua/quinoa se cocina e hidrata adecuadamente, salteamos los vegetales. En este caso, utilicé 2 cebollas, cortadas en pluma, junto con 1/4 de pimiento amarillo, 1/4 de pimiento verde, 1/4 de pimiento rojo (en juliana) y 200 gramos de hongos Portobello, cortados en láminas. Condimentamos con sal, pimienta, nuez moscada recién rallada, 1 cucharada de orégano, otra  de ciboulette y una cucharada más de hongos secos en polvo.

Cuando las cebollas transparenten y los hongos se hayan dorado ligeramente, incorporamos 700 gramos de vegetales (utilicé chauchas/judías verdes, maíz baby, zanahorias amarillas y naranjas) y 200 gramos de brócoli. Para completar la sazón, incorporamos 1 cucharada de Garam Masala (la variedad que más nos apetezca) y mezclamos bien para que todos los sabores se amiguen entre sí. Dejamos que se cocinen por algunos minutos, para que las verduras queden crujientes y sabrosas.


Como les indiqué antes, cuando los vegetales están terminando de cocerse, agregamos el queso crema a la quinua/quinoa (si es necesario porque perdió calor, la calentamos ligeramente) y servimos, coronando los granos con las verduras a punto.


Algunas observaciones y recomendaciones finales: La quinua/quinoa blanca es la variedad más conocida y presente en comercios de este pseudo-cereal. Aunque tanto la de color blanco como la roja (que utilizo en esta receta) tienen propiedades nutricionales similares, la de color rojo tiene algo más de carbohidratos que la blanca; por ello, se la recomienda ampliamente a los deportistas, contando con menos grasas que aquella. Por tratarse de granos libres de gluten es ideal para dietas que no incluyen esta proteína.

Este plato puede prepararse con las distintas variedades de quinua/quinoa, así como con arroz (todas sus variantes), polenta, trigo entero, cous-cous, trigo sarraceno/alforfón, avena, mijo, trigo burgol/bulgur, amaranto...

Es importante recordar que aunque compremos la quinua/quinoa pre-lavada debemos revisarla para quitarle piedritas, restos de ramitas, etc. y que tendremos que enjuagarla muy bien, bajo el chorro de agua, para quitarle toda o los restos de saponina que recubren los granos. Esta tarea es fundamental para no encontrar elementos indeseables en el plato, así como para que tenga buen sabor (la saponina le da un gusto amargo) y no exista posibilidad de que nos intoxiquemos con ella o que nos provoque malestares estomacales.


Recuerden que la proporción más apropiada para cocer la quinua/quinoa sin que se pase ni apelmace es utilizar el doble de agua que de granos (ejemplo: 1 taza de quinua/quinoa x 2 tazas de agua potable). Asimismo, es importante enriquecer el agua de cocción con hierbas y/o especias porque serán los sabores y aromas que nutran los granos, logrando aportarles matices y gusto.

Si desean convertir esta preparación en vegana, pueden reemplazar el queso crema por uno vegetal (aquí encontrarán mi receta de queso crema vegano neutro, a base de castañas de cajú/anacardos).


Les garantizo que este plato, bien sencillo, pero muy gustoso, saludable y nutritivo va a ser del completo agrado de toda la familia. Es una excelente manera de presentar la quinua/quinoa sin complicarnos mucho en el camino, pero sin resignar calidad y nutrientes 😍😋😉

Espero que les guste mi propuesta y que la prueben en casa. Nos reencontramos la semana próxima. Hasta entonces, les deseo que la pasen muy bien junto a sus seres queridos y no se olviden de experimentar en la cocina, porque siempre sale algo bueno de allí 😘😘😘

Textos y fotografías: ©Bouquet Garni Recetas - Silvina L. Fernández Di Lisio
Digiscrap: ©Digi Dewi/Designs by Connie Prince/Bouquet Garni Recetas


Comentarios

  1. Me gusta la quinoa, aunque ésta roja que nos presentas no la conozco. Igualmente me ha gustado la preparación que has hecho con ella, ese queso crema le debe ir como anillo al dedo, y junto al resto de verduritas, el plato es completo y delicioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, me alegra mucho que te guste mi propuesta :) Además, de la quinua/quinoa blanca más tradicional, podemos encontrar la roja y la negra; en cuestiones de sabor, son ligeras las diferencias de cada una. Sin embargo, esta receta podés prepararla con cualquiera de las variedades porque queda bien sabrosa y cremosa en todos los casos ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. Yo tampoco conocía la quinoa roja al contrario de la blanca que es un ingrediente habitual en mi cocina, El acompañamiento que le has hecho de verduras y hongos me resulta delicioso, segura estoy que a no mucho tardar la realizare... Visualmente las verduritas con el fondo rojo de la quinoa queda un plato de lo mas apetitoso. Besos y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karmen, es verdad que la quinua/quinoa roja es menos difundida que la blanca (¡y la negra, más todavía!); sin embargo, en términos de sabores son ligeramente distintas, aunque sí hay diferencias a nivel nutricional, como en el caso de las semillas de sésamo/ajonjolí que todas son nutritivas pero cada color tiene sus particularidades nutricionales. De cualquier modo, esta receta puede realizarse con cualquiera de las variedades de estos granos ;)
      Besos grandes para vos.

      Eliminar
  3. Me encanta el resultado final, atrayente y apetecible a partes iguales.Conozco la quinoa negra y la blanca pero la roja no la he visto nunca. Quizás por acá no haya, a partir de ahora la buscaré, sin lugar a dudas. Un abrazo y me llevo tu receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonsoles, me alegra mucho que te guste mi receta :) Es verdad que la quinua/quinoa roja y la negra, en muchos casos, son más difíciles de conseguir; de hecho, aquí, que las producimos en el norte del país hasta en macetas, también ocurre que se las ve con menos frecuencia… De todos modos, esta propuesta queda muy bien con cualquiera de las variedades de quinua/quinoa ;)
      Un beso.

      Eliminar
  4. Se ve un bol fabuloso!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Silvina este guiso se ve bien rico, solo con todas las verduras que has utilizado y los Portobello, para mí es una locura de lo bueno que estará, si además le pones quinoa, con tantas propiedades maravillosas que nos aporta, no puede ser sino una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, me alegra mucho que te guste mi receta :) A mí también me encantan los hongos Portobello (junto con los shiitake, son mis preferidos) y los uso muy a menudo, escogiéndolos antes que los champiñones de París que me parecen más insípidos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  6. ¿Y el color tan bonito que tiene este salteado? A mí me ha enamorado a primera vista, ni te digo al leer la receta ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, me alegra mucho que te guste mi propuesta :)
      Está claro que la comida por los ojos entra, como siempre se dice ;)
      Besos grandes para vos.

      Eliminar
  7. La quinoa blanca si la conosco pero esta no, es mas no la he visto por aqui, se ve un plato muy rico besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste mi receta :)
      La quinua/quinoa blanca es la más difundida; sin embargo, la roja y la negra (menos vistas) se pueden conseguir en comercios de venta de productos para dietas. Si las encontrás, te invito a que las pruebes porque te van a gustar mucho. Son productos muy versátiles y súper saludables.
      Besos.

      Eliminar
  8. No tengo el gusto de conocer la roja todavía, seguramente la habré visto pero no me he fijado, cada vez hay más variedad de granos de todo tipo porque el tema está de moda y cada vez interesa más. La quinoa es más antigua que la tos y está muy bien que la redescubramos y la gente se anime a comer más sano. Dicho esto, la quinoa no me apasiona, francamente, la como muy de vez en cuando porque soy consciente de que es buenísima y me conviene, así que cuando encuentre la roja probaré tu receta porque como siempre me parece súper apetecible.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria, querida amiga, me alegra que pese a que la quinua/quinoa no sea santo de tu devoción, mi receta te invite a querer probarla; me siento honrada :) En defensa de este grano tan saludable y completo tengo que decir que, si bien se ha puesto de moda en algunos ámbitos (de esas modas que duran un tiempo y después desaparecen), se cultiva y cocina hace siglos y siglos por estos lares. Y uno de los secretos fundamentales es aportarle sabores al cocerla para enriquecer el resultado final (que no digo que no lo hagas, sólo te lo recuerdo o recomiendo) porque su sabor es bastante simple y básico (aunque a mí me gusta mucho, debo confesarlo).
      Besos enormes.

      Eliminar
  9. Silvina, que espectáculo de color, sabor y nutrientes nos traes hoy en tu plato... Más completo no puede ser... me encanta!!

    Yo suelo comprar la quinoa blanca, pues la roja, no sé por qué aquí es más escasa y cara. Pero, no obstante, ya usemos una u otra... el plato es toda una maravilla. A mi me encanta la quinoa con verduritas; ya hice un plato tuyo de salteado de quinoa con acelgas de mi huerto... hace dos primaveras... (tú lo habías hecho con espinacas) así que tendré que probar este también. Besos linda y gracias por pasar por mi cocina... nos vemos en unos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, me hace muy feliz que te guste mi receta :) En general, la quinua/quinoa roja es menos frecuente de encontrar; pero, esta receta puede prepararse con todas las versiones de este grano súper alimenticio ;)
      Besos grandes.

      Eliminar
  10. Vaya, me has dejado sorprendido. He usado en casa la quinoa en algunas recetas, pero no sabía que había una quinoa roja, está claro que siempre hay algo nuevo que probar... y si lo hago espero que sea de esta manera tan rica que tú nos propones, me parece una receta muy apetecible y saludable

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, agradezco mucho tu visita por mi cocina y me alegra que te guste mi receta :)
      Así es, aunque la quinua/quinoa más conocida es la blanca, también existen las variedades roja y negra que tienen ligeros cambios en el sabor y, claro está, en sus nutrientes.
      Abrazo grande.

      Eliminar
  11. Que rico salteado! Vieras como tengo ganas de preparar la quinoa? Pero ni mi marido ni mi hija me dan chanza, cada vez que lo sugiero ma hacen cara de guac! Me voy a rebelar y lo preparare, porque esta receta esta de lujo!
    Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diana, me haace muy feliz que te guste mi receta :)
      No sé si tu marido e hija han probado ya la quinua/quinoa o si antes de conocerla ya la desaprueban. Yo prepararía alguna receta con ella, bien sabrosa, y después que opinen... Jajajaja :D
      Besos

      Eliminar
  12. Devagarinho estou abandonando a carne, então
    é sempre bom ver receitas como estas.
    Boa entrada de semana.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Agradezco mucho que te tomes el tiempo de visitar mi cocina. Por eso, si mi receta te gusta, te resulta útil o si te quedó alguna duda, me encantaría que me dejes tu comentario así puedo contestarlo y visitarte.
Que disfrutes el paseo y espero que regreses pronto ;)

Google+ Seguidores